Enseñanzas

El nombre – Reflexión Bíblica

Pasaje Bíblico:  Mateo 1:18-25

¿Qué tiene un nombre que lo hace tan especial para nosotros? Empecé a pensar en esto después de hablar con una adolescente mientras conversábamos fuera de su iglesia en Black River, Jamaica, un domingo por la (más…)


¿A quién ves? – Reflexión Bíblica

 Pasaje Bíblico: Lucas 19:1-10

Durante muchos años, el programa de televisión de Allen Funt, Cámara Oculta, deleitó a los televidentes con una cámara escondida que captaba las reacciones frecuentemente divertidísimas de personas comunes y corrientes ante (más…)


El espíritu de Navidad – Reflexión Biblica

Verso Bíblico: Lucas 1:31-41

Las obras generosas y voluntariosas que proliferan en diciembre suelen desaparecer rápidamente, por lo cual, muchos dicen: «Ojalá que el espíritu navideño durara todo el año». ¿Por qué parece ser que la bondad y la compasión estuvieran ligadas al calendario? ¿Hay alguna fuente inagotable de compasión que sea más profunda que los cálidos sentimientos festivos que duran solo esta temporada?

En los dos primeros capítulos de Lucas, es asombroso que se mencione siete veces al Espíritu Santo. Su obra se cita en la vida de Juan el Bautista, que aún no había nacido (1:15), y en la de María (1:35), Elisabet (1:41), Zacarías (1:67) y Simeón (2:25-27). Allí, en lo que solemos llamar «la historia de la Navidad», no se habla de personas a quienes se les acababa de ocurrir algo o que se sintieron extrañamente inducidas, sino que se identifica al Espíritu Santo como Aquel que guió a Simeón, llenó a Zacarías y a Elisabet, y engendró al bebé en el vientre de María.

Al igual que ellos, ¿reconocemos nosotros la voz del Espíritu entre todas las demás? ¿Estamos atentos a sus impulsos y ansiosos de obedecer? ¿Permitiremos que su calidez y amor llenen nuestro corazón y fluyan a través de nuestras manos?

Hoy, la presencia y el poder de Cristo permanecen con nosotros por medio del Espíritu Santo, el cual es el verdadero y eterno Espíritu de la Navidad… durante todo el año.

Jesús se fue para que el Espíritu pudiera venir a quedarse.


Una vida plena – Reflexión Biblica

Cita Bíblica: Deuteronomio 8:7-18

Durante la celebración del Año Nuevo chino se acostumbra usar ciertas palabras, tanto impresas como en las conversaciones. Hay una que suele utilizarse sola: es la palabra plenitud, que significa «abundancia de». Se la emplea para desearle prosperidad material a (más…)


Tiempo de buenos consejos – Reflexión Bíblica

Cita Biblica: Éxodo 18:13-24

Debido a la vida ocupada que muchos de nosotros llevamos, es fácil darnos cuenta de que estamos en la sobrecargada situación de Moisés en Éxodo 18. Como el único juez de las masas, estaba «desde la mañana hasta la tarde» (v. 13) rodeado de gente que (más…)


Atraer a los perdidos – Reflexión Bíblica

 

Cita Bíblica: 2 Corintios 5:12-21

A mi amiga Ana, las personas suelen detenerla en la calle para pedirle que les dé indicaciones sobre cómo llegar a alguna parte. Esto le ha sucedido aun en otros países donde es extranjera. Ella se pregunta si será porque tiene cara de buena persona y parece

(más…)


Sorpresas divinas – Reflexión Bíblica Diaria

Cita Bíblica: Rut 2:17-23

Si Noemí había soñado con volver próspera y exitosa a su antiguo hogar, entrar en Belén probablemente fue una pesadilla. Mientras vivía en una tierra extraña, había perdido a su esposo y a sus dos hijos, y regresaba con una (más…)


Camino a la colisión – Reflexión

 

Mi esposa y yo íbamos en automóvil por una autopista cuando vimos que un conductor giró a la izquierda en una rotonda ubicada entre los carriles de ambas direcciones, la cual estaba diseñada para que la usaran solamente los (más…)


¡Qué gran vecindario!_Reflexión 507Hp

Versículo: Romanos 14:13-19

El lugar donde vives demanda ciertas cosas en cuanto a cómo hacerlo. En mi vecindario, el camión recolector de basura pasa los martes por la mañana, así que, estoy encargado de sacar el cesto de residuos la noche anterior. A los vecinos les desagrada que se dejen pilas de basura en la acera durante días. Además, muchos niños juegan fuera de la casa; por lo tanto, hay carteles por todas partes que les recuerdan a los conductores que circulen lentamente. Esto significa que yo conduzco despacio y tengo cuidado porque los pequeños corren sin mirar tras los balones que se les van a la calle.

Es importante recordar que Dios nos ha colocado en el «reino de su amado Hijo» (Colosenses 1:13). Vivir en Su vecindario significa que hay patrones de comportamiento que transforman la vida y que deberían reflejar con claridad dónde estamos ubicados espiritualmente. Por esta razón, Pablo nos recuerda que el reino de Dios no consiste en discutir y pelearse por cuestiones terrenales, sino en considerar la «justicia, paz y gozo» (Romanos 14:17). Vivir según los parámetros divinos, ser pacificadores y generar gozo en todas nuestras relaciones interpersonales es la verdadera esencia de la vida cristiana. Y cuando vivimos de este modo, nuestro andar agrada a Dios y bendice a los demás (v. 18).

¡Parece ser la clase de vecindario donde a todos les encantaría vivir!

Si formas parte del reino de Dios, tu manera de vivir será diferente.


Justicia poética_Reflexión 507Hp

Ester 3:1-11; 7:1-10

Durante casi un año, un ex colega editorial vivió con miedo de ser despedido. Por razones desconocidas, un nuevo jefe de departamento empezó a incluir comentarios negativos en su informe laboral. Entonces, el día en que (más…)


La manera de andar_Reflexión 507hp

Deuteronomio 11:13-23

Un programa de televisión que me gusta ver tiene un segmento llamado «cambio radical». Se eligen dos mujeres para acicalarlas durante tres horas y renovarles el peinado, el maquillaje y la vestimenta. La transformación suele ser asombrosa. Cuando la mujer aparece de detrás de una cortina, la audiencia da un grito sofocado y queda boquiabierta. A veces, los amigos y (más…)


Quedarse sin fuerzas_Reflexión 507hp

Isaías 40:25-31

Cuando era adolescente, solíamos ir con mi papá a cazar y pescar. En la mayoría de los casos, los recuerdos son agradables, pero, una vez, un viaje casi se convirtió en un desastre. Subimos en el automóvil a una montaña alta y acampamos en un lugar remoto. Después, papá y yo bajamos con dificultad por la ladera del cerro hasta una corriente de agua, para pescar. Después de una larga jornada de pesca bajo el sol ardiente, llegó la hora de volver al campamento, pero cuando emprendimos el regreso, papá se puso pálido. Estaba mareado y con nauseas, y se había quedado casi sin fuerzas.

Tratando de no entrar en pánico, lo hice sentar y le di líquido para que bebiera. Después, oré en voz alta pidiéndole a Dios que nos ayudara. Estimulado por la oración, el descanso y la hidratación, se sintió mejor y empezamos lentamente a escalar la montaña. Él se sostenía de mi cinturón mientras yo trepaba y lo guiaba de regreso al campamento.

A veces, nos encontramos en situaciones que parecen valles desesperantes y sentimos que no tenemos fuerzas para seguir adelante. Cuando sucede algo así, es importante recordar la promesa de Dios: «Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas» (Isaías 40:29).

¿Te sientes extenuado? ¿Agotado? Pídele al Señor que te ayude. Depende de Él para que te dé poder para seguir adelante y fortaleza para atravesar el valle.

Cuando solo nos queda Dios, descubrimos que Él es suficiente.


El Dios olvidado_Reflexión 507hp

1 Corintios 2:6-16

Cuando citamos el Credo Apostólico, decimos: «Creo en el Espíritu Santo». El escritor J. B. Phillips declaró: «Cada vez que expresamos [esto], queremos decir que creemos que [el Espíritu] es un Dios viviente, capaz de (más…)


Historias de dos palos_Reflexion 507hp

Cita Biblica: Éxodo 4:1-9, 17

La sabiduría popular cuestiona cuánto puede lograrse con poco. Tendemos a creer que puede hacerse mucho más si contamos con mayores recursos financieros, mano de obra talentosa e ideas innovadoras. Pero a Dios, estas cosas no le importan. Considera solo un par de ejemplos:

En Jueces 3:31, un hombre relativamente desconocido, llamado Samgar, liberó a Israel de los filisteos sin ayuda de nadie. ¿Cómo? Obtuvo una gran victoria matando 600 filisteos únicamente con una aguijada de bueyes (un palo afilado en un extremo para estimular a los animales que se mueven lentamente).

En Éxodo, cuando Dios le pidió a Moisés que sacara al pueblo de Israel de Egipto, este tuvo miedo de que la gente no lo escuchara ni lo siguiera. Entonces, el Señor le preguntó: «¿Qué es eso que tienes en tu mano?» (4:2). Él respondió: «Una vara». Así, pues, Dios usó esa vara en manos de Moisés para convencer al pueblo de que lo siguiera, convertir el Río Nilo en sangre, enviar plagas tremendas sobre Egipto, dividir el Mar Rojo y hacer milagros en el desierto.

La vara de Moisés y la aguijada de Samgar, cuando estuvieron dedicadas a Dios, se convirtieron en poderosas herramientas. Esto nos ayuda a ver que el Señor puede usar lo poco que tenemos para hacer grandes cosas cuando lo sometemos a Su control. Dios no busca personas con talentos notables, sino aquellas que se dediquen a seguirlo y a obedecerle.

Lo poco se transforma en mucho cuando está en las manos de Dios.


Una lección sobre el llanto_Reflexión 507Hp

 

 

 

 

 

 

Apocalipsis 21:1-7

¿Alguna vez se te rompió el corazón? ¿Cuál fue la causa? ¿Crueldad, fracaso, infidelidad, pérdida? Quizá te (más…)


Danilo Montero – El Carácter (Resumen de Predica en la C.A.Hosanna /16-09-11) Pre-Ekklesia

 

Danilo Montero – El Carácter 
Hechos 16:1

El poder de la comunidad cristiana tiene el poder de cambiar a una familia.
2 timoteo 2:18; 1:13

Pregunta: ¿ Joven, estas escudriñando las escrituras como debes hacerlo para buscar su voluntad?
Cuando se mezcla misticismo con el nuevo testamento, hay (más…)


Levantamiento de pesas_Reflexión 507hp

Mateo 11:25-30

Un día, encontré a mi hijo completamente tenso intentando levantar sobre su cabeza una barra con un par de pesas de casi dos kilogramos… una hazaña ambiciosa para un niño pequeño. Solo la había separado unos centímetros del suelo, pero su mirada mostraba que estaba decidido a hacerlo y su cara estaba roja por el esfuerzo. Entonces, me ofrecí para ayudarlo y, juntos, logramos levantar el peso hacia el techo. El levantamiento de pesas que era tan difícil para él, fue fácil para mí.

Jesús tiene esta misma perspectiva respecto a las cosas que nos resultan difíciles de manejar. Cuando la vida parece una sucesión de catástrofes, al Señor no lo perturba una pequeña colisión con el automóvil, un dolor de muelas ni una discusión acalorada. ¡Ni aunque todo esto suceda el mismo día! Él puede encargarse de todo y, por esta razón, dijo: «Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados…» (Mateo 11:28).

¿Estás agotado por los incesantes problemas? ¿Te sientes aplastado por el estrés y las preocupaciones? Jesús es la única solución verdadera. Acercarnos al Señor en oración nos permite echar sobre Él nuestras cargas para que nos sostenga (Salmo 55:22). Pídele hoy que te ayude con todas tus cosas. Al ayudarte a llevar la carga, puede darte el descanso que tu alma necesita, porque Su yugo es fácil y Su carga es liviana (Mateo 11:29-30).

La oración es el lugar donde las cargas cambian de hombro.


Bendita Certeza_Reflexiòn 507hp

Cita Bíblica: 2 Corintios 5:1-10

Mientras hablaba con un hombre cuya esposa había fallecido, me contó que un amigo le (más…)


¿Que tiene de bueno la culpa?_Reflexión 507Hp

 

¿Cuál fue la última vez que te sentiste culpable por algo que dijiste o hiciste? El sentirse culpable ha pasado de moda en nuestra época. De hecho, una serie de TV estadounidense llamada Seinfeldpopularizó una (más…)


Nunca se sabe_ Reflexión 507Hp

Cita Biblia: Marcos 4:26-32

Mientras estudiaba en el seminario, dirigí un campamento de verano para niños en la Asociación Cristiana de Jóvenes. Cada mañana, empezaba el día con una breve historia en la que trataba de incluir un elemento del evangelio.

Para ilustrar la idea de que convertirse en creyente significa tornarse una nueva criatura en Cristo, relaté el cuento de un ratón que quería ser caballo. El ratón había visto una manada de caballos salvajes; pensó que eran criaturas elegantes y quiso ser como ellos. Entonces, aprendió a actuar como un equino. Sin embargo, nunca lo aceptaron como tal porque… bueno… era un ratón. ¿Cómo puede un ratón convertirse en caballo? Solamente si nace caballo, por supuesto. Entonces, después les expliqué cómo podemos todos nacer de nuevo si creemos en Jesús.

Un verano, tenía un consejero del equipo de trabajo, llamado Henry, que era muy hostil a la fe. Lo único que podía hacer era amarlo y orar por él; pero, al terminar el verano, se fue endurecido por su incredulidad. Eso pasó hace más de 50 años. Hace un tiempo, recibí una carta de Henry. La primera frase decía: «Le escribo para decirle que nací de nuevo y que ahora, por fin, soy un “caballo”». Esto me confirmó que lo que debemos hacer es seguir orando y plantando la semilla de la Palabra (Marcos 4:26) para que algún día dé fruto.

Nosotros sembramos y Dios produce la cosecha.


Palabras de Nick Vujicic en Panamá

Para los que no asistieron o no pudieron copiar aquel dia de la presentación en Hosanna, aqui les dejo los puntos mas importantes. (más…)


Se necesitan lágrimas_Reflexión 507hp

Cita Bíblica: Lucas 19:37-44

Después del terremoto en Haití, en el 2010, todos quedamos atónitos con las imágenes de la devastación y las dificultades de los habitantes de esa pequeña nación. Entre las numerosas fotografías desgarradoras, hubo una (más…)


El problema de los héroes_Reflexión 507

Cita Bíblica: Salmo 139:1-14

Cuando era niño, tenía un héroe: Pete Maravich, un jugador de baloncesto, con un alto porcentaje de anotación, que era un mago para manejar el balón.

El problema fue que mi deseo de ser como Pistol Pete impidió que estuviera contento con lo que Dios quería que yo fuera y para lo que me había creado. Cuando me di cuenta de que nunca podría jugar como Pete, me desilusioné. Incluso abandoné por un tiempo el equipo de la universidad porque no podía alcanzar el nivel de juego de Maravich.

Los jóvenes todavía siguen haciendo esta clase de cosas. No están contentos con lo que Dios planeó para sus vidas porque se comparan con sus héroes «perfectos».

El cantante cristiano Jonny Diaz admitió esto y escribió una canción llamada Más bella que tú, que empieza diciendo: «Muchachita de catorce años mirando una revista; dice que quiere lucir así». Algunas jovencitas desean parecerse a la estrella de Disney Selena Gomez o a otra figura, como yo quería parecerme a Maravich. Diaz canta: «Nunca habrá nadie más bella que tú; no compres esas mentiras […]; fuiste hecha con un propósito que solo tú puedes concretar». Él está diciendo lo que otro escritor de canciones expresaba, inspirado por Dios, hace miles de años: «¡Te alabo porque soy una creación admirable!» (Salmo 139:14 NVI).

Dios nos hizo como Él quiere que seamos. Créelo. Nunca habrá nadie más sublime que tú.

Somos hermosas obras maestras diseñadas por Dios.


Falta de disciplina: Reflexion 507hp

 

Cita Bíblica: 2 Samuel 13:21-29

Vivimos en medio del bosque, así que, tenemos sol durante muy poco tiempo en el verano. Pero como nos encantan los tomates frescos, decidí intentar cultivarlos en macetas ubicadas en (más…)